La Facultad de Psicología cumple 33 años

Efemérides


Una historia inestable, ofuscada. Con altos y bajos. Lugar que hoy cumple 33 años y es la continuidad histórica de la primera carrera universitaria de psicología de Argentina, creada en Rosario.

Corría el año 1955 cuando se creó en Rosario la carrera de psicología. La primera del país, empezaría a funcionar en la Facultad de Filosofía, Letras y Ciencias de la Educación (actual Facultad de Humanidades y Artes), ubicada en Entre Ríos y Córdoba.

En 1953, en tal facultad, se organizó la Carrera Menor de Auxiliares de Psicotecnia. Una carrera de corta duración, dirigida a egresado de las escuelas normales, con el objetivo de brindar a los docentes una especialización en las aplicaciones de la psicología frente al alumno.

El primer peronismo alentó oficialmente la difusión de la disciplina como así también su organización académica al más alto nivel, tras el prestigio que la psicología renovaba en casi todos los países de América y por la funcionalidad de sus aplicaciones con los intereses del “estado de bienestar”.

El Instituto de Psicología gestionó ante la Universidad Nacional del Litoral la organización de la carrera, lo que se consiguió en abril de 1955 . La currícula contemplaba un cursado en cuatro años para acceder al título de “Psicólogo” y un pos título de “Doctor” con la aprobación de la tesis.

Como consecuencia de los cambios políticos producidos en septiembre de 1955 (Golpe de Estado, conocido como Revolución Libertadora), se produjo la intervención a las universidades nacionales. A partir de allí, a la flamante facultad le esperarían años muy difíciles.

La carrera de psicología tal como se la organizó en 1956 se mantuvo en pleno funcionamiento hasta el Golpe de Estado de 1966 (Revolución Argentina). La dictadura militar argentina intervino las universidades; provocó la renuncia de numerosos docentes e instaló una concepción autoritaria y dogmática que en lo atinente a la carrera se materializó con la represión de la libre expresión de las ideas; la restricción del ingreso y la expresa prohibición – en 1968- a los psicólogos del ejercicio de la psicoterapia.

Durante la administración de los funcionarios de la intervención militar pocos fueron los cambios favorables para las carreras de psicología del país; en el caso de la carrera de Rosario, el único a consignar, que en verdad no modificó las restricciones que afectaban tanto a la carrera como a la profesión, fue la disposición, en 1971, de que la carrera de Psicología se cursara en la Escuela Superior de Psicología y Ciencias de la Educación, nueva instancia académica independiente de la Facultad de Filosofía y Letras. Esta suerte de espacio propio para la Psicología la ubicaba como una nueva unidad dentro de la Universidad Nacional de Rosario, sin tener, aún, el rango de facultad.

En el período 1973/1976, durante el tiempo que duró la democracia, se impulsaron grandes reformas sobre todo en el contenido de las materias y en la composición del cuadro docente; pero la inestabilidad política de esos años, que se expresaba con toda su fuerza en la vida universitaria, determinó que no se pudieran consolidar cambios efectivos en la estructura de la carrera.

El nuevo golpe militar de 1976 (Proceso de Reorganización Nacional) llevó a extremos inimaginables la maquinaria represiva del estado; algunos de sus tantos atropellos estaban la suspensión del ingreso a la carrera, la expulsión de la mayoría de los docentes, la prohibición de autores clásicos de la psicología, por ejemplo Sigmund Freud y Jean Piaget, porque propiciaban un pensamiento dialéctico y por lo tanto subversivo. Cabe aclarar que todos los libros que había que podían ir en contra de los “pensamientos” que pretendían imponer los militares, fueron quemados.

Aunque después de tantas tormentas, por fin salió el sol. Con la recuperación de la democracia se restablecieron los derechos y garantías constitucionales y en ese nuevo marco las transformaciones que se produjeron en el terreno de la Psicología fueron altamente positivas. Se abrieron las puertas de la carrera no solo para los alumnos que comenzaron a inscribirse masivamente sino también para la renovación del equipo docente, reincorporando a quienes fueron obligados a renunciar y con nuevas incorporaciones.

Hasta que el 15 de diciembre de 1987, la Asamblea Universitaria de la UNR, creó la Facultad de Psicología sobre la base de la Escuela de Psicología de la Facultad de Humanidades y Artes; y que, al siguiente año académico comienza con el traslado de la nueva casa de altos estudios desde el antiguo edificio de la Facultad de Humanidades hacia las instalaciones que ocupa actualmente en el predio de la Ciudad Universitaria de la UNR.

Aunque el edificio ubicado en La Siberia comenzó a tener serias complicaciones. Falta de mantención y un mal estado alevoso. Incluso, hasta se caían los techos. Por tales motivos en 2005 se presentó un proyecto para remodelar completamente la facultad, no sólo arreglándola, sino haciéndola mucho más amplia. Así fue que en el 2009 comenzaron las obras, que luego de algunos años, dejaron la facultad que hoy en día sigue en pie.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.