San Martín y su paso por Rosario



Previamente al Combate de San Lorenzo (3 de febrero de 1813) las barrancas del río Paraná se convirtieron en un campo de batalla por el paso de los realistas. En ese marco, las baterías que estaban instaladas en la Villa del Rosario eran muy vulnerables, lo que provocaba una débil defensa para aquellos 600 habitantes.

En tal contexto, en enero de 1813 se le ordenó al Coronel José de San Martín que con sus granaderos se dirija a Rosario para protegerla de los ataques.

De esa manera y con más de 100 granaderos que lo acompañaban San Martín partió de su Cuartel de Retiro en Buenos Aires. Cabe resaltar que por orden de San Martín la mayoría no utilizaba uniforme, para pasar inadvertidos.

Por ese mismo motivo, San Martín antes de llegar a Rosario se sacó su uniforme militar y se vistió de campesino. Su tránsito lo realizaron lento y por las noches, lejos de las orillas del Paraná, para no ser vistos por los realistas.

José de San Martín contaba con “vigías batidores” que le aportaban informes de la zona, ya que él no conocía estas llanuras. El 2 de febrero San Martín llegó a Rosario y se encontró con Celedonio Escalada (el comandante de Rosario), quien le brindó caballos frescos ya que en los que venían estaban agotados.

Posteriormente, San Martín siguió su paso por Rosario y se internó en una gran zona de ombúes que estaba en lo que actualmente es el “Camino de los Granaderos” (límite que separa a los barrios Parquefield y Rucci). Por este hecho, el solar fue declarado “sitio de interés histórico cultural”.

Al día siguiente, el 3 de febrero de 1813, se libró el Combate de San Lorenzo, frente al Convento de San Carlos Borromeo, donde las fuerzas argentinas sorprendieron y vencieron a las españolas.

Este 17 de agosto se cumplen 171 años del fallecimiento de San Martín. Aquel día como hoy pero de 1850, a las 3 de la tarde, el General falleció a los 72 años de edad, en Boulogne-sur-Mer, Francia.

Fuentes: Matices de Rosario, “La Voz del Gran Jefe” – Felipe Pigna y Archivo La Capital.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *