La Maternidad Martin cumple 82 años: una donación a raíz de un secuestro


El intendente Culaciati inaugurando la Maternidad Martin el 8 de julio de 1939 a las 11 a.m.

El 29 de enero en las cercanías de la iglesia de Paraguay y Urquiza fue secuestrado Marcelo Martin, miembro de la familia propietaria de la “Yerbatera Martin”, portador de uno de los apellidos reconocidos de la ciudad e hijo del suizo Julio Ulises Martin, el pionero del cultivo de la yerba mate en Argentina a través de la empresa “Martin & Cía”.

Retenido unos días en una casa de Marcos Paz al 5100, fue liberado luego del pago de un rescate de 150 mil pesos, efectivizado el día 31, por Alberto Martin, hermano del secuestrado, sin que la policía pudiese intervenir ante la cerrada negativa de los Martin a dar detalles del acuerdo con los mafiosos.

Una vez Marcelo a salvo, la policía comenzó a reconstruir los hechos. Testigos declararon ver cuándo por calle Urquiza un auto verde marca Hudson que marchaba a poca velocidad en dirección a Paraguay, descendieron varios individuos en momentos en que Marcelo se dirigía a su domicilio y tomándolo violentamente lo introdujeron en el coche antes de que la víctima pudiera hacer defensa alguna. El auto entonces partió a gran velocidad.

El incidente, sin embargo, fue mantenido en riguroso secreto por la familia, según se decía, por dos razones. Una era que el padre, Julio Ulises Martin, se encontraba enfermo y no querían que se entere de lo ocurrido y se preocupara. La otra, era que no creían en la eficacia de la policía.

Alberto Martin, hermano de Marcelo, declaró que el día lunes 30, es decir al día siguiente del secuestro, le llegó una carta escrita con lápiz, donde los mafiosos expresaban cuál era la situación e indicándole los pasos a seguir, además que afirmaban que a Marcelo se lo tenía bien cuidado, exigían el pago por su entrega.  

Así fue que en el cruce de av. Alberdi y Salta, a las 4:45 am del 31 de enero, Alberto le entregó el dinero exigido a los mafiosos y volvió a su casa, como le habían indicado. Al día siguiente, el 1 de febrero, este grupo delictivo dejó a Marcelo en la esquina de Paraguay y Tucumán, dentro de la misma manzana donde vivía.

La policía rosarina, entretanto, había iniciado una febril investigación tras el conocimiento de la pista del automóvil Hudson. Poco más de un mes después, el 2 de marzo de 1933, la policía consigue detener en Salta, a miles de kilómetros de Rosario, a tres de los implicados directo del secuestro: Gerlando Vinciguerra, Santiago Bué y Carlos Cacciatore.

Lo llamativo de esto es que los tres mafiosos no habían huido hacia el norte del país, sino que simplemente habían viajado porque Cacciatore se casaría en ese lugar.

Estos tres mafiosos eran acusados de pertenecer a la banda de Juan Galiffi, conocido como “Chicho grande”, un mafioso con mucho poder e influencia por entonces. Acusado del secuestro de Martin (entre otros cargos que venía acumulando) la policía lo detuvo el 16 de marzo de 1933.

A pesar de tener pruebas suficientes como para incriminarlo, no fue a la cárcel. Mediante sus conexiones con policías y políticos, logró que lo extraditaran a Italia , su país de origen, donde falleció en 1944.

Ahora bien, ¿qué tiene que ver toda esta historia con la Maternidad Martin?

Resulta que cuando secuestran a Marcelo, su madre, Angela, hizo una promesa de que si su hijo salía indemne del secuestro donaría una maternidad para la ciudad. Así se concretó la promesa, cuando se inauguró la Maternidad, el 8 de julio de 1939. De más está decir que se llamó “Martin” por ser tal familia la que la donó.

1939
Actualidad

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *