El Museo Marc festeja de 82° aniversario


Julio Marc leyendo un discurso durante la inauguración del Museo Histórico Provincial de Rosario, del que fue propulsor y director hasta su fallecimiento.

El 8 de julio de 1939, horas después de que se inaugurara la Maternidad Martin, abrió sus puertas el Museo Histórico Provincial. Julio Marc, su impulsor, fue el director hasta el día de su fallecimiento. La idea de un museo histórico persistía desde 1910. Pero hubo que esperar hasta la intervención de Marc para que se concretara. En el año 1936 Julio consiguió el decreto del gobierno provincial para su creación y se pusieron manos a la obra.

Esta casa de historia fue con los años enriquecida con muchas y diversas reliquias.

Marc había nacido en Rosario el 6 de abril de 1884 y tras realizar sus primeros estudios se trasladó a Buenos Aires, donde se graduó de abogado. Desde muy joven manifestó su pasión por la numismática (colección de monedas) y la heráldica, figurando su colección entre las de mayor valor en el mundo.

De regreso a su ciudad natal, se dedicó a la educación. Fue profesor de filosofía y geografía en el Colegio Nacional Nº 1, Vicedecano de la Facultad de Ciencias Comerciales, Políticas y Económicas de la Universidad Nacional del Litoral y también profesor de historia en la Escuela Nacional Superior de Comercio.

En tanto, la idea de un museo histórico persistía desde 1910. Pero hubo que esperar hasta la intervención de Marc para que se concretara. En el año 1936 Julio consiguió el decreto del gobierno provincial para su creación.

Así fue, que tras algunos años, el 8 de julio de 1939, el Museo Histórico Provincial de Rosario abrió sus puertas. Desde entonces, Marc fue su director hasta el día de su fallecimiento. Las primeras colecciones fueron las suyas, referentes a imaginería colonial y mates de plata.

Esta casa de historia fue posteriormente enriquecida con muchas más y diversas reliquias. En la actualidad, el 80% de los objetos que se encuentran allí pertenecieron a Julio Marc, quien dejó una gran huella en Rosario.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *