Desaparecerá otro patrimonio histórico: el Concejo aprobó la recategorización el ex cine Belgrano



Días atrás hablamos de la posibilidad de que la propiedad donde funcionó el ex cine Palace Theatre sea demolida, ya que habían pedido su recategorización con ese fin. Afortunadamente, gracias a los sitios que lo difundimos, la gente que lo compartió y los y las concejales que se pronunciaron en contra, el Ejecutivo desistió de ese pedido.

Otro lugar para el cual se solicitó la descatalogación, es la propiedad de San Juan y San Martín, también declarada patrimonio, donde funcionó el cine Belgrano.

El cine Belgrano fue fundado por Juan Lluch en el año 1910. De gran crecimiento y popularidad, el 3 de enero de 1931 inauguró su primer equipo sonoro. El 17 de septiembre de ese año, el Belgrano fue escenario de un gran acontecimiento cinematográfico, estrenando el primer largometraje argentino enteramente sonoro.

Ir al Belgrano significaba asistir a un espectáculo muy particular, ya que el público intervenía verbalmente con ocurrencias durante las proyecciones. Otra característica del Belgrano era poder fumar en el interior de la sala. Proyectó su última función el 9 de diciembre de 1962, cerrando sus puertas al día siguiente. Desde allí en el inmueble funcionaron varios comercios.  

https://www.instagram.com/p/CUvRGy5gbiI/

Pero ayer el Concejo aprobó (con 17 votos a favor y 11 en contra) un paquete de medidas enviadas por el Ejecutivo para “revitalizar” el centro de la ciudad de Rosario. Uno de esos proyectos incluye la descatalogación del inmueble de San Martín y San Juan, donde funcionó el cine Belgrano. Dado que la propiedad está declarada como patrimonio histórico y por consiguiente no se puede demoler, solicitaron la descatalogación para que la piqueta demoledora pase sin inconvenientes.

Quienes están a favor de esto argumentaron que el vaciamiento interior dejó inaccesibles los balcones de calle San Juan, por lo que corren riesgo de deterioro y desprendimiento por la falta de mantenimiento (argumento que pierde total validez si se considera que desde hace años allí funciona un comercio por el cual todos los días transitan personas). Si es tal el riesgo ¿por qué está habilitado?

Además expresaron que la fachada (lo único que sobrevive de la edificación histórica) expresa el deterioro provocado por el incendio del 2002 cuando funcionaba TodoPlast. Lo contradictorio es que posteriormente a ese hecho el edificio fue restaurado, con una gran inversión. En todo caso habría que preguntarse si en los últimos años se le dio la mantención necesaria

Esto deja en evidencia la falta de estrategia para entrelazar lo antiguo con lo moderno. En numerosos casos en nuestra ciudad se ha edificado sobre instalaciones viejas, sin la mínima necesidad de demolerlas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *